No era para él… ¡Tampoco lo es para mí! ¿Lo será para alguien?

Nota: Para entender mi comentario, es necesario que lea el artículo que comparto sobre Costi Hinn, sea antes o después del mío. A continuación hago un comentario sobre el artículo de Costi Hinn, sobrino y ex-empleado de Benny Hinn. Léa aquí el artículo completo.


El evangelio de la prosperidad no es para mí, no lo era para Costi Hinn y creo que no es para usted, ¡ni para nadie!

Conocí al Señor hace 24 años, cuando solo tenía 15 de la manera más informal y casual. Después de un juego de futbol, el pastor de un amigo nos tomó a mi y otros, y en una conversación muy normal nos presentó la verdad de Jesús y cómo él podía salvar nuestras vidas de la condenación y darnos vida nueva en Cristo.

Entendí aquella tarde de Julio del año 1993 perfectamente bien lo había hecho, pero no conocía todo lo que estaba por cambiar, que después de 25 años estaría en una posición donde ni en mis mejores sueños imaginé. Conozco al Señor, tengo vida abudante y con propósito, una maravillosa esposa, dos hijas increíbles y un ministerio apasionante.

IMG_1048Pasó el tiempo y en su Señor en su gracia me llamó para ser misionero y servirle a tiempo completo en su obra. Decidí hacerlo, estudié y me preparé para seguir este marvilloso llamado que hoy me tiene viviendo en Nicaragua. En aquellos años mozos, muchas personas, cercanas y lejanas, conocidas y poco conocidas, al saber que ahora eran “cristiano y misionero” tomaban diferntes actitudes. Unos de felicidad, otros de admiración, otros de burla, pero otros de broma, diciendo que “los misioneros solo buscan pedir plata… se hacen ricos de la fe de otros ignorantes… que era la vida fácil”. Lamentable, esto ha pasado en algunos casos, pero el problema es que se tiende a categorizar y etiquetar a todos por igual, a echarlos todos a la misma bolsa, y es ahí donde está el error.

Pues, si, me hice misionero y esas acusaciones de vez en cuando siguen presentes, pero hay una verdad, ni me hecho rico, ni tengo muchísimo dinero, ni una vida en abundancia y opoluencia, ¡porque el objetivo del llamdo divino es abundancia espiritual y no la material! En mi vida siempre, el Señor siempre ha suplido para mis necesidades día con día, algunas veces en abundancia y otras en escacez, pero siempre ha estado presente proyendo para mí, mi familia y ministerio en la forma y el tiempo adecudado. Como siempre digo en son de broma pero encerrando una gran verdad, “sé lo que es sentarme a comer camarones, como a comer frijoles¨.  Después de 15 años de estar en el ministerio viviendo por fe, encuentro que las riquezas de Cristo no son materiales, sino espirituales para que su nombre sea exaltado en forma real.

Pero, ¿Por qué asocian el dinero y el cristianismo? Hay muchos perversos, falsos, ladrones, atrevidos que lucran con la fe de otras personas, de esos hay muchos que andan tratando de engañar con el solo motivo de tener su dinero, a través de mentiras, engaños y manipulaciones. No soy el mejor misionero de la historia, ni siquiera del año, es más, ni siquiera el mejor del barrio, pero por la gracia de Dios fui formado bajo altos principios y valores de la Escritura, sabiendo que tales prácticas son perversas. Nunca he estado, sino que más bien oro y trabajo para nunca estar involucrado en este mercado negro del cristianismo.

black-market

No tengo la autoridad presencial para decir qué o cómo es que suceden estas cosas del evangelio de la prosperidad, pero quiero compartir un artículo de alguien que si la tiene. No lo conozco personalmente, pero creo que su testimonio es verdadero y sincero, especialmente por como termina su artículo. Cito textualmente sus palabras:

He visto cómo Dios usa el evangelismo y el discipulado para transformar a las almas perdidas en santos que han sido encontrados por Dios. La mayor capacidad de un cristiano es su disponibilidad. Cuando el pueblo de Dios está dispuesto a dar un paso de fe y decir la verdad en amor, las vidas son transformadas y Dios es glorificado. Usted nunca sabe a quién Dios va a salvar a través de la fidelidad suya.

Esta último párrafo lo he visto y vivido muchas veces a través de diferentes personas, he visto como el poder del Señor hace una obra única e inimitable de salvación y transformación. Lo he visto y lo estoy viviendo en carne propia día con día. Debemos ser muy cuidados de no caer en prácticas tan detestables, así como juzgar con ligeraza etiquetando a todos los misioneros y pastores, creyendo que todos andan en busca del dinero. ¡Todavía quedan muchos que son hombres y mujeres fieles al Señor que buscan formar las riquezas espirituales de Cristo en otras personas!.

El evangelio de la prosperidad no es para mí, no lo era para Costi Hinn y creo que no es para usted, ¡ni para nadie!

Comparto el artículo completo de Costi Hinn, sobrino y ex-empleado de Benny Hinn. Leálo aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s