En Pos de la Santidad / Cap. 1

“La Iglesia no debería ser tan recta…”

…Faraón y Balaam, Saúl y Judas, todos ellos dijeron: “He pecado”; pero el hijo pródigo volvió diciendo: ´He pecado contra el cielo y contra ti´; y David exclamó: ´Contra ti, contra ti solo he pecado´”.

En Pos de la Santidad.
Jerry Bridges

Después de una semana de muchísima ocupación, he podido avanzar en mi lectura del libro de Jerry Bridges, En Pos de la Santidad. Justo antes de leer el libro, vi un comentario sobre un tema polémico en mi país donde la persona dijo así: “Las iglesias tiene que dejar de ser tan rectas…”. El comentario surge por una situación que se da en Costa Rica sobre un personaje de ficción en redes sociales que apoya el uso medicinal y consumo personal de la marihuana y la posición que personas, instituciones de gobierno, iglesias y creyentes han tomado ante tal fenómeno.

No quiero opinar ahora sobre el famoso tema, quiero compartir el pensamiento del primer capítulo de Bridges que dice la santidad es para ti. La persona (no la conozco por cierto) que dijo que la iglesia debería de dejar de ser tan recta, no tiene el más mínimo conocimiento del concepto bíblico de rectitud y lo que esto es importante para el Señor. Por ejemplo, el libro de Salmos está cargado de la importancia de la rectitud y lo que esto es a los ojos del Señor. El mundo ya es lo suficientemente torcido para que la iglesia también lo sea.

Eso es justamente lo que dice Jerry Bridges, debo ver la santidad de Dios no como un frasco de mi éxito espiritual, sino como la tremenda ofensa que cometí contra el Señor. Le ofendí, le menosprecie. Él usa una frase bastante impactante, la cual cito:

Faraón y Balaam, Saúl y Judas, todos ellos dijeron: ´He pecado´; pero el hijo pródigo volvió diciendo: ´He pecado contra el cielo y contra ti´; y David exclamó: ´Contra ti, contra ti solo he pecado´”.

Mayormente cuando pecamos, nuestro último pensamiento es: “¡Ofendí al Señor!, sino un monólogo mental quizá justificando mi caída o acallando mi conciencia. Muchos dijeron ¡Pequé…! Pero pocos dijeron: “Pequé contra el Señor….”

Bridges pregunta: “Por consiguiente, si la santidad es tan fundamental para la vida cristiana, ¿por qué no la experimentamos en mayor medida en la vida cotidiana?”

Dice Bridges que hay tres problemas que responden a su pregunta:

  1. Nuestra actitud al pecado de centra en mí mismo y no en Dios.
  2. Malentendernos los que significa vivir por fe.
  3. No tomamos en serio algunos pecados.

El dice más adelante:

Solo en la medida en que podemos ver la santidad de Dios, Su absoluta pureza y Su aborrecimiento moral para con el pecado, podemos comprender lo tremendo que es pecar contra un Dios santo.

Entonces, ¿La iglesia debería dejar de ser tan recta?. Es lo más descabellado que escuche, por decir tal cosa es hacer perder la identidad de quién es Dios en toda su persona. Quizá quien haya dicho esto quizo usarla en otro sentido, pero el peligroso concepto por qué transmitió es lo que está enfermando a más creyentes y por ende iglesias. La iglesia, el creyente debe ser en el sentido bíblico y practico recto, porque la rectitud innata en Dios no se trata de una opción humana sino en el valor del recto Dios. La santidad es para mí cuando entiendo el valor que tiene para Dios.

Gracias Dios por usar a Jerry Bridges y dejar impreso este concepto, ¡la gloria es del Señor y no de hombre alguno!

Anuncios

2 respuestas a “En Pos de la Santidad / Cap. 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s